Inicio

EXPERIENCIAS

  • BORAMAR LOUNGE + JETSKI

    Almuerzo en Boramar Lounge + 30 min. jetski

    38€ (Por persona) Min 2 personasVer Información

  • PACK ADRENALINA

    Alquiler de  moto de agua + 2 Flyboard

    95€ (Por persona) Min 2 personasVer Información

  • JETSKI + CATAMARÁN

    Paseo en barco + 30 min. moto de agua 

    52€ (Por persona) Min 2 personas Ver Información

  • BANANA BOAT + JETSKI

    45 min. Banana + 1 jetski 30 min.

    60€ (Por persona) Min 4 personasVer Información

Medidas de prevención en Jetskivalencia

 
Jetskivalencia se compromete con sus clientes y el cuidado de su salud, y para ello hemos decidido tomar medidas de seguridad para cuidar de todos vosotros!:
  •  - Limpieza de oficinas y vestuario varias veces al día con productos homologados.
  •  - Limpieza de motos en cada uno de los cambios de clientes.
  •  - No ofreceremos neoprenos para evitar contactos.
  •  - Los chalecos serán desinfectados en cada una de las salidas.
  •  - En la oficina se entrara de uno en uno y guardado distancias de seguridad.
  •  - Nuestros trabajadores llevarán guantes y mascarillas.

Actividades Náuticas JetskiValencia

motos de agua jetski valencia

Disfruta de una moto de agua en Valencia

 
flyboard jetski valencia

Surca los cielos sobre nuestro flyboard

 
20 min
banana boat jetski valencia

Risas y diversión asegurada a bordo de la banana

 
Por 25 €
45 min
45 min
 
alquiler embarcaciones jetski valencia

Alquiler de embarcaciones con patrón

 
Llama e infórmate
Travesías en moto de agua

Travesías en
moto de agua

 
Desde 170 €
Licencias de navegación

Licencias de
navegación

 
Por 130 € 

Media hora puede hacerse eterna. Un buen ejemplo es cuando tenemos que hacer cola para conseguir algo. O cuando estamos en una de esas clases con el típico profesor capaz de dormir a las ovejas.

O puede pasar en un suspiro, y eso es lo que ocurre cuando uno está subido a una jetski. Se llega a entender eso que dicen de que el tiempo es relativo y sin necesidad de estudiar Física. Porque aunque la experiencia se hace corta, la cantidad de emociones que se llegan a experimentar son difíciles de explicar y no parece posible que se puedan comprimir en tan solo treinta minutos de tiempo.

Toma de contacto y un fantástico descubrimiento

Si es la primera vez que pilotas una moto de agua todo será nuevo y llamativo. Tocará descubrir todos sus botones, comprender su funcionamiento (no te asustes, es muy sencillo) y sentir ese hormigueo cuando notes como el motor se pone en marcha para comenzar tu aventura.

Quizás sientas una ligera sensación de vértigo, pero pronto sentirás que dominas perfectamente la moto y que es el momento de comenzar a demostrar quién está al mando, quién pilota y quién puede exigirle todo a la jetski.

Adrenalina, velocidad y emoción a tope

Ya conoces la moto y es el momento de ponerla a prueba. Disfruta de todo lo que puede dar de sí jugando con el agua, corriendo a todo lo que da su motor o imitando al monitor para intentar realizar alguna pequeña cabriola.

Se trata de liberar toda la adrenalina posible y disfrutar a tope. Grita, ríe, disfruta como un niño pero con un juguete muy de adultos. La sensación de libertad que vas a experimentar es increíble y te sentirás como si estuvieras volando sobre el mar.

Tomar aire, relajarse y disfrutar de las sensaciones

Y tras haber dejado salir a la fiera que había en tu interior es el momento de bajar revoluciones y relajarse. Dedica un par de minutos a realizar lo que los terapeutas modernos llamarían una experiencia mindfullness o de atención plena. Céntrate en todo lo que hay a tu alrededor, sé consciente de la brisa marina en tu rostro, del calor del sol sobre tu piel y del paisaje.

Saborea estos minutos atesorando todas estas sensaciones y creando un recuerdo vívido al que podrás volver cada vez que quieras sentir un total relax.

0
0
0
s2sdefault

Blog y Noticias

¿Todavía no has probado el flyboard?

¿Cómo es posible? ¿No has probado todavía el flyboard? Pues ya lleva unos cuantos años entre nosotros y sigue estando de moda. Quizás cada año un poco más ya que son más las personas que hablan de lo bien que lo han pasado.

Y, además, ahora que están probando este tipo de equipos para el ejército, el flyboard parece haber adquirido como una cierta seriedad. Vamos, que la gente ya lo ve de otra manera. Pero tú solo tienes que verlo como siempre se ha visto, como la oportunidad de pasarlo en grande y de vivir una experiencia alucinante.

No tengas miedo ¡Querrás repetir!

¿Te da algo de cosilla? ¿Tienes miedo a que puedas hacerte daño al caer en el agua? No te preocupes, todo está programado para que la diversión sea total y no haya daños. Los trajes y protectores están pensados específicamente para eso y es una atracción muy probada y comprobada.

Todo es seguro en el flyboard como seguro es que una vez que descubras la experiencia querrás repetir. Así que si vienes de vacaciones, te recomendamos que lo pruebes al inicio de las mismas para que te de tiempo a reservar otra fecha antes de volver a casa y revivir la experiencia.

Disfrutarás de una experiencia única

Seguro que por mucho que te lo cuenten no se va a acercar ni de lejos a lo que vas a sentir cuando por fin lo pruebes. Ya desde el momento que te comiences a poner el traje la emoción se anticipará y estarás deseando que el agua comience a salir a presión para ver lo que se siente al volar.

Seguro que cuando quieras describirlo solo encontrarás una manera adecuada de hacerlo: ¡Tienes que probarlo! Y es que vivirlo es la única manera de saber exactamente lo que puede llegar a hacerte sentir un flyboard.

¿Vas a dejar que te hagan vídeos?

A ver, es para meditar cuando menos. Por un lado, imagina que eres capaz de alzarte con gracia y sutileza y nadie inmortaliza semejante momento. Por otro… ¿y si acabas en el top ten de las caídas que elaboran cada año tus amigos?

Venga, sabes que pase lo que pase te va a encantar verte, así que ni lo pienses, los vídeos son algo que no puede faltar en una experiencia con flyboard y más si es la primera vez.

¿Eres atrevido? Te retamos con nuestro circuito extremo con moto de agua

¿Sabes todo lo que puedes llegar a sentir en veinte minutos? Te aseguramos que no lo sabrás hasta que aceptes el resto de nuestro circuito extremo con moto de agua. Se te acelerará el corazón y la adrenalina aflorará por cada poro de tu piel.

Pilotando una Seadoo descubrirás el auténtico placer de las motos de agua. A medio día es el mejor momento para vivir esta aventura, ya que el viento de Garbi hace que aparezcan las mejores olas. Eso hace que el paseo en Seadoo pueda convertirse en una aventura mucho más intensa y extrema que no vas a olvidar.

Recomendado para quienes ya conocen las motos acuáticas

Esta aventura extrema está pensada para quienes ya tienen alguna experiencia con las motos acuáticas y quieren ir un poco más allá. Si ya has pilotado alguna vez una moto de agua y te gusta vivir la sensación de dar un paseo de vez en cuando, ahora puedes multiplicar todo lo que has sentido hasta el momento con nuestro circuito extremo.

Trata de seguir a nuestro monitor o atrévete a improvisar alguna pirueta personal. Libera a esa parte más salvaje que normalmente controlas y deja que salga y tome las riendas. Cuando acabes de disfrutar la experiencia extrema volverás a casa más relajado que nunca y deseando tener otra ocasión para disfrutar de la moto de agua de esta forma.

Sensaciones intensas comprimidas en un circuito mágico

¿Puede ponerse precio a las sensaciones intensas? Seguramente no, pero nosotros hemos fijado un precio de 50 euros para que esta aventura esté al alcance de todo el mundo. Ese precio incluye toda la adrenalina que seas capaz de liberar en 20 minutos. Lo realizamos todos los días de lunes a viernes entre las 15 y las 17 horas.

Además, con el Seadoo que te demos siempre tendrás la mejor de las experiencias porque están totalmente revisados para que no haya problemas y son los modelos más modernos y con las mejores prestaciones del mercado. De esta manera, todo saldrá absolutamente perfecto.

No olvides reservar tu hora, así tendrás todas las garantías de que podrás llegar y disfrutar de tu moto sin problemas. Puedes venir solo o puedes vivir la experiencia extrema junto a alguien que disfrute de la aventura tanto como tú. Así, podréis intercambiar experiencias y comentarios al acabar.

Soy torpe, ¿podré con la moto de agua?

 

Ver a uno de nuestros monitores manejando una moto de agua puede imponer mucho. Tienen una gran experiencia y saben muy bien lo que están haciendo, por lo que son capaces de maniobras difíciles y de ciertas piruetas que nos pueden parecer imposibles.

 

Si tienes la suerte de verlos en acción te encantará el espectáculo, pero esto también hace que algunos clientes, con cierta timidez, nos confiesen que en realidad ellos son algo torpes y que, tal vez, no deberían de subirse a la moto de agua porque no serán capaces de manejarla.

 

Una preparación previa

 

Ante estas confesiones no podemos menos que sonreír pensando en que cuando acabe la actividad, no van a pensar igual para nada. Así que les decimos que no tienen que preocuparse por nada, que solo tienen que atender bien a las explicaciones que se darán al principio y que, en caso de que luego tengan dudas, siempre tendrán al lado a un monitor.

 

En algún caso, los hemos animado a que sean los primeros en ir de copilotos, detrás. Así irán comenzando a sumergirse en la aventura pero sin necesidad de coger el control de primeras. Eso les dará seguridad y para cuando llegue su turno, estarán locos por demostrar de lo que son capaces.

 

Y si quieres ir siempre de copiloto… no pasa nada

 

También nos hemos encontrado con gente que no se siente cómoda a los mandos. Y es que hay a quién le produce mucho respeto cualquier vehículo. Pero esto no quiere decir que no sepan pasarlo a tope a su manera, yendo de copilotos y animando y azuzando al que tiene el control para que corra más o para que haga un giro brutal.

 

Esta gente non suele tener problema alguno para ceder su turno a los mandos de la moto de agua, todo lo contrario. La gran mayoría de los que acuden a esta actividad sienten pena cuando tienen que pasar el control al siguiente, así que cuando van con alguien que no quiere conducir, lo agradecen y mucho.

 

Todas las formas de divertirse son aceptables, pero lo que no debes es de dejar de acudir a nuestras instalaciones porque creas que eres demasiado torpe para las motos, porque su manejo es muy simple y está pensado para que todo el mundo pueda pilotarlas. Lo vas a disfrutar seguro sí o sí.

 

 

 

Un bautizo inolvidable

¿Sabes que la mayoría de la gente que visita una ciudad costera se va conociendo tan solo un mínimo porcentaje de lo que en realidad tiene para ver? Y, lo que es todavía más llamativo, ni siquiera son conscientes de que esto sea así.

Jet ski: Volar sobre el agua, emociones únicas

Valencia es una de las pocas ciudades españolas que cuenta con un clima cálido durante casi todos los meses del año. Hablar de Valencia es imaginarnos sol, mar y arena... en pocas palabras, diversión, playa y vacaciones. Valencia durante los últimos años se ha consolidado como una ciudad que brinda excelentes deportes acuáticos, más que cualquier otro lugar en la península. El jet ski es una de ellas, la cual es una actividad que brinda una experiencia maravillosa donde la adrenalina, velocidad y el agua son los principales protagonistas.

Excursiones en moto de agua: Aspectos fundamentales para vivir una aventura inolvidable

Excursiones en moto de agua - Consejos

Si vas a pasar las vacaciones junto al mar y te apetece hacer excursiones de moto de agua hay conceptos básicos que debes tener en cuenta y que a continuación pasaremos a mencionarte. Por el contrario si tienes moto acuática te daremos unas pautas para darle un correcto mantenimiento y evitar posibles fallos.

¿Por qué es mejor alquilar que comprar en motos de agua?

 

Los amantes de las motos de agua tarde o temprano acaban por sacarse los permisos para poder pilotar sus propias motos. En otros casos, el permiso se ha obtenido para otras embarcaciones de recreo, pero también les capacita para las motos de agua.

 

Pero esto no quiere decir, necesariamente, que haya que comprarse una moto de agua y que ese sea el paso necesario a seguir.

 

Motos de agua para ocasiones concretas

 

Si vives en el interior y solo vienes a la costa en ocasiones concretas como un puente o unas vacaciones, seguramente no te compense tener tu propia moto de agua. No son baratas y necesitan de un mantenimiento. También vas a necesitar alquilar un lugar en el que guardarla. Por tanto, tendrás gastos durante todo el año por algo que, al final, solo vas a usar unos pocos días.

 

Si alquilas una moto de agua para llevarla tú mismo el precio es económico y una vez que devuelvas la moto no tendrás ninguna responsabilidad. Nin limpiarla, ni guardarla ni hacer revisiones.

 

Motos de agua cuando cambias tu punto de vacaciones

 

Incluso hay personas que no veranean siempre en los mismos lugares. Prefieren variar y conocer sitios diferentes. Si eres una de estas personas ¿vas a viajar siempre con tu moto de agua? No sería nada práctico.

 

Lo ideal es alquilar una moto allá a donde vayas durante las vacaciones y olvidarte de transportes y de puestas a punto. Además, solo pagarás por los días que realmente vayas a usar la moto y no tendrás que estar pendiente de dónde se guarda o de si está segura durante todas las vacaciones. Un quebradero de cabeza menos que, en vacaciones, siempre es bueno solucionar.

 

Bonos que te lo ponen más fácil

 

En  nuestro caso contamos además con un aliciente para quienes quieren disfrutar a tope la moto de agua. Bonos para salidas. Estos bonos están pensados para quienes necesitan un monitor pero podríamos darte un presupuesto si ya tienes tu propio permiso y quieres alquilar con frecuencia la moto de agua en vacaciones.

 

O incluso puedes aprovechar los bonos para salir con monitor y llevar amigos que puedan descubrir también el placer de la moto de agua y entiendan el por qué te has apasionado tanto con ellas. Y es que solo hay que pilotar una, una sola vez, para amarlas.

 

Paddle surf: el surf tranquilo

Si le preguntas a un amante del surf qué es lo que adora de ese deporte, te responderá que el contacto con el mar y la adrenalina. Puede dar más respuestas, pero esos dos factores seguramente estarán presentes en todas sus respuestas ¿Y si lo tuyo es el amor al mar, te encanta el equilibrio sobre una tabla pero prefieres algo más relajante y tranquilo? Entonces lo que buscas es el Paddle surf.

 

El Paddle Surf se conoce también con el nombre de surf de remo. Se  inspira en la forma que tienen de desplazarse sobre el agua los habitantes de la Polinesia y nació en Waikiki en la década de los 60, aunque hace poco que se puso de moda en nuestro país. Las tablas hinchables han contribuido a su popularidad al ser muy fáciles de transportar.

 

Como deporte es relajante, pero también muy divertido ya que implica tener equilibrio sobre la tabla. Para los principiantes, esto va a suponer algunas caídas antes de lograr mantenerse arriba, lo que va a suponer muchas risas cuando se practica en grupo. Y, una vez que te mantienes, puedes darle emoción con carreras y competiciones o puedes limitarte a deslizarte y disfrutar de la sensación.

 

Una buena actividad para grupos

 

El Paddle surf es ideal para grupos de diferentes edades y formas físicas. No es complicado aprender a manejarse sobre la tabla y eso hace que todo el mundo pueda participar. E incluso los más torpes se lo pasarán en grande riéndose al tratar de mantenerse en equilibrio.

 

Hemos tenido participantes que ante la imposibilidad e aguantarse en pie han preferido sentarse a horcajadas sobre la tabla y navegar de este modo y, ¿quienes somos nosotros para decirles que así no puede ser? Si lo disfrutas a tu modo, bien disfrutado está.

 

Muchas personas a las que le dan un poco de respeto otras actividades con más acción apuestan por el Paddle surf para vivir una experiencia divertida con sus amigos pero sin sentir demasiada adrenalina. Y es que no todo el mundo está hecho para la acción más trepidante.

 

Pero también es una actividad fantástica para intercalar entre otras más movidas, dando así un poco de descanso a tanta acción. Menos adrenalina pero igual cantidad de risas en este deporte que se puede vivir de muchas maneras diferentes. Incluso dentro del grupo puede haber quienes paseen con más calma y quienes compitan, porque no pueden dejar de sentir esa energía que les lleva a medirse todo el rato con el resto.

 

 

 

Monitores y Jetski, seguridad y diversión garantizadas

Muchos clientes nos preguntan como es posible que puedan pilotar una moto de agua si no tienen los permisos necesarios para ello y no se han examinado. La respuesta está en que nuestras excursiones en moto de agua se realizan con monitores expertos, de modo que la ley autoriza así a que puedan pilotarse estas motos por parte de personas sin permiso. Todo bajo la supervisión del profesional y previa firma de la aceptación de responsabilidades.

El cliente se compromete en todo momento a seguir las instrucción del monitor. Esta es la garantía de que todo irá bien y de que no habrá problemas. Pero no te preocupes, tener un monitor no quiere decir tener una suerte de señorita Rottenmeier que trate de acabar con toda la diversión.

Nada más lejos de la realidad. Nuestros monitores están entrenados exactamente para todo lo contrario, para conseguir que os divirtáis al máximo pero sin riesgo y con las correspondientes medidas de seguridad para que todo transcurra en un ambiente controlado.

Por eso, antes de comenzar la actividad os darán una pequeña charla en la que os explicarán las normas básicas que hay que cumplir y que no van a interferir en la diversión en absoluto. También os enseñarán el manejo básico de la moto de agua.

Ya en el agua, sigue las reglas

Aunque sientas que tras unos minutos pilotando tu moto de agua ya eres todo un experto, esto no te exime de cumplir con las normas y de seguir las indicaciones de los monitores. Piensa que ellos saben muy bien cómo responden las motos y si te dicen que mejor no hagas algo, no es para privarte de una experiencia fantástica, sino para evitarte un mal momento o un riesgo innecesario.

En cualquier caso, el 99% de las indicaciones de los monitores estarán pensadas para ayudaros a obtener el máximo partido de vuestra moto de agua. Incluso para picaros para que corráis un poco más u os atreváis con alguna maniobra que puede parecer digna de un profesional pero que podéis intentar realizar.

Los juegos y competiciones siempre están pensados para que todo el mundo se divierta y nadie se sienta inseguro o en riesgo. Por eso no son obligatorios y si tu rollo es pilotar tranquilamente y ver el paisaje, eso es lo que vas a hacer. Se trata de que cuando se apaguen los motores, todo el mundo tenga en el rostro una sonrisa de satisfacción.

¿Sabes todo lo que puedes sentir en solo media hora?

Media hora puede hacerse eterna. Un buen ejemplo es cuando tenemos que hacer cola para conseguir algo. O cuando estamos en una de esas clases con el típico profesor capaz de dormir a las ovejas.

O puede pasar en un suspiro, y eso es lo que ocurre cuando uno está subido a una jetski. Se llega a entender eso que dicen de que el tiempo es relativo y sin necesidad de estudiar Física. Porque aunque la experiencia se hace corta, la cantidad de emociones que se llegan a experimentar son difíciles de explicar y no parece posible que se puedan comprimir en tan solo treinta minutos de tiempo.

Toma de contacto y un fantástico descubrimiento

Si es la primera vez que pilotas una moto de agua todo será nuevo y llamativo. Tocará descubrir todos sus botones, comprender su funcionamiento (no te asustes, es muy sencillo) y sentir ese hormigueo cuando notes como el motor se pone en marcha para comenzar tu aventura.

Quizás sientas una ligera sensación de vértigo, pero pronto sentirás que dominas perfectamente la moto y que es el momento de comenzar a demostrar quién está al mando, quién pilota y quién puede exigirle todo a la jetski.

Adrenalina, velocidad y emoción a tope

Ya conoces la moto y es el momento de ponerla a prueba. Disfruta de todo lo que puede dar de sí jugando con el agua, corriendo a todo lo que da su motor o imitando al monitor para intentar realizar alguna pequeña cabriola.

Se trata de liberar toda la adrenalina posible y disfrutar a tope. Grita, ríe, disfruta como un niño pero con un juguete muy de adultos. La sensación de libertad que vas a experimentar es increíble y te sentirás como si estuvieras volando sobre el mar.

Tomar aire, relajarse y disfrutar de las sensaciones

Y tras haber dejado salir a la fiera que había en tu interior es el momento de bajar revoluciones y relajarse. Dedica un par de minutos a realizar lo que los terapeutas modernos llamarían una experiencia mindfullness o de atención plena. Céntrate en todo lo que hay a tu alrededor, sé consciente de la brisa marina en tu rostro, del calor del sol sobre tu piel y del paisaje.

Saborea estos minutos atesorando todas estas sensaciones y creando un recuerdo vívido al que podrás volver cada vez que quieras sentir un total relax.

Una hora en jetski para quienes quieren saborear el momento

 

Hay quienes quieren comprimir todas sus sensaciones en un breve espacio de tiempo y, desde que llegan a nuestras instalaciones hasta que se van, están a cien por hora. Otros, por el contrario, tienen otro ritmo interno y prefieren tomarse las cosas con calma, saborear el momento y empezar tranquilamente, vivir el punto álgido y luego volver a relajarse antes de salir.

 

Para estas personas que saben que las prisas no siempre son buenas, están pensadas nuestras excursiones en Jetski de una hora de duración. Un tiempo que permite que todo transcurra suavemente, sin prisas pero sin pausa.

 

Tiempo para ver los paisajes

 

Si no se es de la zona, los paisajes hay que verlos con calma y deleitarse con ellos. Por eso, la excursión permitirá que los participantes paren, disfruten de las vistas e incluso hagan algún video con una cámara acuática.

 

Se pueden intercalar los momentos de más emoción y con más adrenalina con estos más tranquilos en los que disfrutar de las vistas y coger fuerzas para continuar luego con más ganas. No olvidéis algún selfie, porque seguro que hay quién no se cree que hayas estado ahí.

 

Tiempo para soltarse el pelo

 

Soltarse el pelo y dejar que vuele al ritmo de la brisa marina, que se convierte en todo un vendaval cuando la moto de agua alcanza su velocidad punta. La sensación de conducir la moto de agua a toda velocidad es absolutamente incomparable.

 

Disfruta del viento, juega con tus compañeros retándolos en carreras por el agua, prueba la moto y descubre todo lo que es capaz de hacer para que te lo pases muy en grande. Tanto si es la primera vez que pruebas una moto de agua como si ya eres un experto, seguro que vivirás algo único y diferente.

 

Incluso tiempo para nadar

 

En una hora hay tiempo para todo, incluso para darse un chapuzón en alguna cala perdida. Una forma divertida de relajarse tras una carrera, refrescar el cuerpo y coger fuerzas para emprender el viaje de vuelta a la base.

 

Un viaje de vuelta que puede ser igual de divertido y aunque tal vez tenga menos paradas tendrá igual cantidad de risas. Se trata de llegar totalmente relajados, con la adrenalina descargada y con la sensación de que una hora no es igual cuando se está sobre una moto de agua.

 

 

 

Excursión en grupo Vs Jetski en solitario

Existen dos maneras de disfrutar de la Jetski. La primera, la más habitual, es con nuestras excursiones en grupo, sea este numeroso o pequeño. La segunda, es pilotando por cuenta propia. En cualquier caso, las mejores sensaciones estarán garantizadas, por lo que no hay una elección mejor que otra. Solo son dos maneras de disfrutar las motos de agua.

Las tres ventajas de las excursiones en grupo

Las excursiones en grupo tienen muchas ventajas, vamos a destacar tres de ellas que son bastante significativas.

-Los retos. Retarse es una de las partes más divertidas de las excursiones en grupo. Carreras a ver quién es más rápido o quién es capaz de imitar mejor una maniobra del monitor. Seguramente, tú te veas de una manera y tus amigos lo perciban muy diferente, lo que asegurará las risas.

-Comentar las jugadas. ¿De qué sirve que te salga la pirueta perfecta con tu moto de agua si nadie está ahí para verlo? Sería como ligar con toda una estrella de cine y que nadie lo supiera. ¡Necesitas testigos para comentar todo lo que puedes llegar a hacer!

-Los vídeos. Es una pasada lo que se puede llegar a filmar con motos de agua. Así que no dudéis en llevar cámara acuática si la tenéis o contratar servicio de vídeo porque vais a flipar con los resultados. Al ser varias personas, los vídeos serán muy dinámicos y divertidos y si os apetece luego sacar vuestro lado creativo podéis realizar montajes de lo más.

Las tres ventajas de salir en jetski en solitario

Pero salir a solas en la moto de agua también tiene su punto. Una vez que tienes permisos y puedes pilotar por tu cuenta, estas son las ventajas de ir a tu bola:

-No dependes de nadie. No tendrás que esperar por nadie, ni tendrás que negociar qué hacer. Tú eres el único que decides cuando vas por tu cuenta.

-Trazarás tus propias rutas. Las rutas en tu moto de agua no estarán previamente trazadas, por lo que podrás improvisar y hacer como más te guste. Te encantará perderte sin rumbo fijo.

-Es un gran plan para relajarse y pensar. A veces necesitamos de un momento para estar a solas y pensar y una buena manera de hacerlo es descargando toda la adrenalina con la moto de agua para luego pasear relajadamente y poner en orden la cabeza.

Reserva Ahora

Jetskivalencia usa cookies y tecnologías similares.

Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.